ADVERTENCIA

Este blog está dirigido a un público adulto y puede contener textos o imágenes de carácter sexual y/o erótico, o resultar ofensivo para determinadas creencias o estándares morales.

Con cariño para vosotrxs y quizás un adios sin despedida.

26 de mayo de 2007

Posiciones en las relaciones lésbicas


Dichas posiciones pueden ser infinitas, los únicos límites los pone el cuerpo y la imaginación.

Una posición muy aclamada por gran número de lesbianas es aquella que se conoce con la ilustrativa expresión "sit on my face". Una de ellas se tumba mientras la otra se sienta literalmente en su cara, dejando descansar la mayor parte del peso sobre las rodillas, las cuales se sitúan a los lados de los hombros o de la cabeza de la que está tumbada. Una vez posicionadas, la de arriba frota su vulva contra la boca de su compañera. Tumbarse es más cómodo para aquellas mujeres que padezcan algún tipo de minusvalía física.

El sexo oral también puede hacerse mientras una está de pie y la otra arrodillada, o la primera de rodillas y la segunda sentada.

El tribadismo (frotarse una contra la otra frente a frente), se puede experimentar sin ningún problema en posición vertical - baile - en ciertos sitios de ambiente.

Para penetrar, la posición del "perro" es tan popular como excitante. La mujer que va a ser penetrada apoya las rodillas y los codos sobre la superficie en que se encuentre y su pareja entra por detrás con los dedos o con un dildo. Algunas mujeres prefieren arrodillarse en el suelo y apoyar el tronco en la cama o en un sofá. Para otras resulta más cómodo quedarse de pie e inclinar el cuerpo hacia delante. Esta posición permite que una misma se estimule el clítoris al mismo tiempo.

Muchas posturas pueden dar una sensación completamente distinta si se hacen sentadas en una silla en lugar de la consabida cama, o por ejemplo la penetración por detrás sustituyendo a la ya desgastada postura del misionero, lo cual hará el encuentro digno de repetir.

Otra cosa que teneis que tener en cuenta es que el uso del alcohol y las drogas al reducir la inhibición, aumenta la tolerancia al dolor y debilita el juicio, razones suficientes para evitar cualquier tipo de actividad sado-maso tanto para tí como para tu pareja.

Por la igualdad en la diversidad.... ¡NO a la homofobia!

<